julio.carreto@univdep.edu.mx

10 beneficios de tener una imagen corporativa de confianza

#1 El cliente decide comprar de ti en lugar de la competencia

Si el cliente confía en tu empresa decidirá comprar de ti, cuando tenga una opción proporcional de compra de la competencia.

 ¿Cuántas ventas ya fueron perdidas por falta de confianza? Lleve en consideración que el cliente no compra solo por precio y mismo un producto con calidad puede ser ignorado cuando el cliente no confía que esa calidad exista.

#2 Eres reconocido y recordado por los consumidores fácilmente

Habrá un aumento del conocimiento público de tu empresa. Tu producto o servicio tendrá una fuerte imagen ante tu consumidor.

¿Por qué esto es importante? Simplemente porque ser recordado significa que en el momento que tu cliente necesite la solución, producto o servicio que vendes, es tu empresa que vendrá en su mente y seguramente comprará de ti.

#3 Facilita tu proceso de ventas

El cliente no tendrá dudas que entregarás lo que prometiste, y estará dispuesto a comprar de ti. El proceso de ventas será simplificado ya que el vendedor no tendrá que convencer al cliente de tus beneficios, pues el mismo ya los conoce y confía en ellos.

Sabemos que el costo de venta es alto, con el cliente confiando en tu empresa, aumentarás la conversión de ventas, esto quiere decir que de cada lead que contacta con tu empresa aumentará el número de los que se convierten en clientes o cierran la compra.

#4 Consumidores leales

Es el principal objetivo de las empresas en general, lo que a su vez le genera mayor número de ventas a un menor costo (ya que el costo de captación de clientes es alto) y por consiguiente un aumento en los ingresos de la empresa.

La lealtad del consumidor se relaciona con frecuencia con las recomendaciones de boca en boca ya que la mayoría de las personas confían más cuando un amigo o un familiar o inclusive un conocido le recomienda un producto o servicio que cuando una compañía los da a conocer por medio de publicidad.

Genere admiradores de tu marca, estas personas aunque no sean consumidores, te recomendaran para amigos y conocidos.

#5 Captación de nuevos clientes.

Si eres una empresa con una imagen empresarial de confianza consecuentemente surgirán nuevos clientes.

Las personas serán atraídas a tu empresa. Como dijimos en el punto anterior, tus actuales clientes te recomendarán a otras personas, y no hay nada más fuerte y barato que esto para conseguir nuevos clientes.

Imagine, tus clientes serán tus vendedores y no estarán cobrando nada por ello, ninguna comisión ni salario, nada. ¡Increíble! ¿No?

#6 Mayor confianza de los empleados de la empresa

Queremos clientes que confíen en nuestra empresa, pero también queremos que los empleados confíen en la empresa. La realidad es que esto es una espada de doble filo, difícilmente tendrás una buena imagen sin empleados que confíen en ti, ellos son el principal diferencial entre la mayoría de las empresas.

Imagine tu empresa con empleados fieles, que confían en ti. Estarán dispuestos a mantener la confianza que pasa tu empresa, querrán desarrollarse para ser mejores y brindar mejores servicios a tu organización.

Los valores internos aumentarán, tus trabajadores mejorarán su desempeño y te ayudaran a lograr las metas y los objetivos de la empresa.

#7 Otro de sus beneficios está enfocado a la posibilidad de atraer empleados competentes

Esto debido a que si una empresa posee reconocimiento en el mercado los profesionales se sienten atraídos y solicitan empleo en esas empresas que poseen una reputación sólida.

Seguramente necesitaras a los mejores empleados para lograr la confianza de tu cliente. Nadie puede hacerlo todo, la mayoría de las grandes personas llegaron a la cima gracias a personas claves.

Además, si no tienes las personas claves no podrás mantener tu imagen corporativa por mucho tiempo.

#8 Darle valor a su marca

Este beneficio recibido hace que nosotros como consumidores otorguemos valor, y este valor es lo que nos motiva a comprar, definir cuánto estamos dispuestos a pagar y si realizaríamos una recompra, que finalmente es lo que las empresas desean.

Aumentarás el valor del activo de tu empresa, empresas de confianza tienen un valor de marcar mucho mayor de las que no son.

El mayor patrimonio de las grandes organizaciones es su marca y no sus bienes. ¿Por qué? Simplemente porque las personas confían en esta marca y estarán dispuestas a invertir en ella.

Cuando el usuario o consumidor de un producto considera la calidad, servicio al cliente y otros factores iguales, la única diferencia restante es el precio. Un producto de marca evoca fácilmente los pensamientos de un gran servicio, alta calidad u otros deseos del consumidor y, por tanto, fácilmente se distingue de sus competidores.

Dado que los otros factores no son iguales, el precio ya no es un problema importante. Por lo tanto un producto de marca puede tener un precio premium. 

#9 Una imagen corporativa sólida también le brinda la posibilidad de cobrar un precio o un honorario más elevado

La mayoría de nosotros asocia calidad con precio alto, confianza es resultado de servicios de calidad, y por consiguiente dan como resultado un incremento en los márgenes de ganancia de la empresa.

Los beneficios de cobrar un precio más elevado vienen con la responsabilidad de entregar productos de mayor calidad, tener servicios de excelencia u otras acciones que lleven al cliente a confiar en nuestra empresa y fidelizarse a ella.

#10 Credibilidad ante el consumidor y tus proveedores.

¿Qué quiere decir credibilidad? Credibilidad es resultado de confianza, las personas confían en ti entonces te dan crédito, apuestan por ti y están dispuestas a apoyar tus proyectos.

La confianza siempre funciona en ambos sentidos, del comprador para con el proveedor, pero también del proveedor para con el comprador. Obtendrás las mejores transacciones posibles, tanto cuantitativa como cualitativamente, como resultado de desarrollar una sólida relación comercial basada en la confianza.

Ese tipo de visión empresarial contribuye a reducir los riesgos, acrecentar las expectativas y planificar a largo plazo para conseguir una repercusión duradera en los resultados de una organización.

No hay comentarios:

Mi perfil

Julio Carreto:
Ingeniero Civil, Maestría en Administración con especialidad en Comercialización Estratégica.
Diplomado en Mercadotecnia, Diplomado en Administración de Ventas.
Consultor Especialista en Planeación de Negocios, Planeación Estratégica y Comercialización Estratégica.
Catedrático de Maestría, Diplomado y Licenciatura

Ver todo mi perfil



Aclaración

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartirlo para fines educativos con estudiantes y docentes del tema.

Páginas vistas en total