julio.carreto@univdep.edu.mx



El marketing sensorial: Todo lo que el mercadólogo debe saber acerca de este concepto

El marketing sensorial: Todo lo que el mercadólogo debe saber acerca de este concepto

Por Omar Escamilla

El cerebro recuerda 1 por ciento de lo que toca, 2 por ciento de lo que escucha, 5 por ciento de lo que ve, 15 por ciento de lo que degusta y 35 por ciento de lo que huele.

El marketing sensorial es una de las bases del experiential marketing.

¿Qué es el marketing sensorial?
Tal como su nombre lo puede denotar, el marketing sensorial se entiende como un tipo de mercadotecnia que involucra los sentidos para apelar a los mismos a través de experiencias. La idea con este concepto es crear emociones a través de los sentidos estimulando no la parte racional sino la parte emocional del cerebro de los consumidores, la parte que influye más en la toma de decisiones de compra, para impulsar el poder conseguir uno de los objetivos más importantes para las empresas: vender un producto o servicio.

El concepto también se puede entender, según la American Marketing Association como un conjunto de técnicas que son empleadas para alcanzar a los sentidos de los consumidores e influir en su comportamiento tomando como base el cómo es que la marca y las distintas tácticas los hacen sentir.

Según lo destaca Bremd H. Schmitt en el libro Experiential Marketing, el marketing sensorial es una de las bases del marco de la mercadotecnia de experiencias (o una rama de este concepto), la cual también está integrada por los sentimientos, los pensamientos, las actuaciones y las relaciones, es decir, una de sus metas también es el detonar experiencias en los consumidores que ayudarán a que la marca, producto o servicio sean recordados.

No obstante, según documentos compartidos por la Universidad de Sevilla, el marketing sensorial también cumple funciones como:
  • Aumentar la eficacia en la comunicación.
  • Maximizar la experiencia de compra de los consumidores.
  • Mejorar la imagen de marca agregándole valor.
  • Fidelizar clientes.
  • Captar la atención del consumidor.

Para las marcas, el marketing sensorial también se considera una apuesta adecuada pues la vista es el principal sentido “atacado” para el desarrollo de esfuerzos de mercadotecnia, según datos del Institute on Asian Consumer Insight, referidos por Expopublicitas, el consumidor está expuesto a 200 mensajes publicitarios visuales por día, dejando detrás los demás sentidos que también pueden recibir estímulos.  ¿Sabías que, según lo refieren datos compartidos por esta misma organización, el cerebro humano recuerda 1 por ciento de lo que toca, 2 por ciento de lo que escucha, 5 por ciento de lo que ve, 15 por ciento de lo que degusta y 35 por ciento de lo que huele?

Los sentidos representan oportunidades para llegar a los consumidores y por ello vale la pena involucrarlos en el desarrollo de la mercadotecnia. Pero, ¿sabes cómo hacerlo?, aquí abajo te decimos.

¿Cómo se apalancan los sentidos para desarrollar el marketing sensorial?

Antes que nada, debes saber que el marketing sensorial no es algo exclusivo de marcas para las que se podría prestar mejor el trabajar con los sentidos, por ejemplo, una marca de café, se trata de un concepto que puede adecuarse a toda una variedad de industrias, por ello, si se busca desarrollar el marketing sensorial, esto es lo que se debe hacer para apelar a los sentidos:

Ser emocionales

Como seguramente ya lo sabrás, las emociones juegan un rol clave en el mundo de la mercadotecnia, si quiere que los consumidores crean en una marca debes apelar a ellos de forma emocional. Mientras más profunda sea la conexión emocional que se logre detonar con los consumidores, mayores serán las posibilidades de que recuerden a la marca, y esto en retorno permitirá que haya más oportunidades de apelar a los demás sentidos.

Jugar con el sentido del olfato

Este sentido puede considerarse uno poderoso, tal como lo marcamos con los porcentajes compartidos arriba, las personas recuerdan el 35 por ciento de lo que huele. Pero además de esto, ¿sabías que, según información referida por Thrive Agency, los colores placenteros pueden mejorar el estado de ánimo de las personas un 40 por ciento?

Con la oportunidad que esto representa se debe buscar la forma de incorporar el sentido en la marca para conseguir resultados, muchas marcas ya han logrado hacerlo. Más adelante te hablaremos de un ejemplo.

Involucrar los sonidos

En el espacio de la mercadotecnia y la publicidad, el sonido también se puede considerar clave, ya sea en forma de jingles o slogans, es posible contemplar ese sentido siendo gestionado por las marcas. Hoy las distintas acciones de mercadotecnia y publicidad requieren que todas las marcas encuentren una forma de usar el sonido en sus esfuerzos de marketing u omitirlo por completo cuando resulte adecuado, por ejemplo, en el caso de la publicidad en video con las redes sociales.

Trabajar el tacto

El tacto también se puede considerar un sentido poderoso, y puede que sea el más fácil de capitalizar para las marcas. Es casi un hecho que siempre existe una buena forma de que las marcas lo aprovechen, por ejemplo, trabajando con texturas ya sea integradas en las piezas físicas compartidas con los consumidores o, yendo más allá, garantizando que los productos se sientan bien en las manos de los consumidores.

Hacer las cosas agradables

Finalmente, como podría imaginarse, la vista se considera el sentido más potente con el cual se puede trabajar en el mundo del marketing y la publicidad. Para trabajar con este sentido puedes iniciar con acciones simples como garantizar que los distintos espacios (como el sitio web) y elementos de la marca sean agradables a la vista de los consumidores.

Ahora que sabes cómo se puede apalancar el marketing sensorial es posible que te estés cuestionando su efectividad, y por ello te decimos a continuación el por qué vale la pena considerarlo, el por qué de su relevancia.

¿Cómo impacta el marketing sensorial en las decisiones de compra?

La clave está en que, como mencionamos arriba, y como lo hemos hecho en otras ocasiones,  la experiencia de los consumidores y las acciones de marketing en torno a ella son uno de los mejores caminos a seguir por las marcas, en la actualidad, si el consumidor no está teniendo una experiencia agradable, todo lo demás no importa, pierde valor.

Como ya mencionamos también, el marketing sensorial es una de las bases del experiencia marketing, es una práctica que puede mejorar las experiencias que viven los consumidores por completo. Pero, ¿resulta efectiva?

Diversas marcas ya han experimentado su poder a lo largo de los años, por ejemplo, según lo destaca Harvard Business Review, Dunkin Donuts es una de ellas.

En su momento, la marca desarrollo una campaña donde en cada ocasión que sonaba un jingle en el transporte público, un atomizador liberaba un aroma a café, con esta acción la compañía incrementó un 16 por ciento el numero de visitas a los locales cercanos a las paradas de autobús e la zona e incrementó las ventas de esos locales un 29 por ciento.

Como se puede entender por el ejemplo, el marketing sensorial provee una oportunidad única de sobresalir para ganarse a la audiencia en distintos sentidos.

Fuente: https://www.merca20.com/el-marketing-sensorial/

Riesgos de los Pagos Internacionales

Riesgos Mínimos

Estos son los medios de pago que se emplean cuando el grado de conocimiento de las partes (importador y exportador) no es muy elevado y se desea minimizar los riesgos.

En este caso, el pago no se produce hasta que el comprador no recibe la documentación que le acredita como propietario de los bienes objeto del contrato, o el vendedor no embarca la mercancía hasta no recibir la promesa de pago de un banco.

En este grupo estarían:
  • Créditos Documentarios
  • Orden de Pago Documentaria
Riesgos Moderados

Estos son los medios de pago que se suelen elegir cuando la capacidad de asumir riesgos es media y la confianza entre las partes moderada.

En este caso, el pago de la deuda por parte del comprador se produce contra la recepción de la documentación que le otorga la propiedad sobre los bienes, o el vendedor se arriesga a embarcar pero se abstiene de entregar la documentación al comprador hasta que recibe el pago efectivo.

En este grupo encontraríamos:
  • Remesa Documentaria.
Riesgos Elevados

Estos son los medios de pago empleados entre agentes que se conocen bien o entre los que existe un alto nivel de confianza o un amplio margen en su capacidad para asumir riesgos.

En este caso, el pago se perfecciona de forma previa a la recepción de los bienes por parte del comprador, o la mercancía es embarcada por el vendedor de forma previa a la recepción del pago.

En este grupo se hallan:
  • Cheque personal.
  • Cheque bancario.
  • Orden de pago simple.
  • Remesa simple.

Medios de Pago y Cobro Internacional Directos e Indirectos
El grado de solvencia de las partes (importador y exportador) y la necesidad de un intermediario como garantía aportando seguridad a exportador e importador en la transacción, determinará la intervención o no de entidades financieras en el proceso de elección de unos u otros medios de pago.

Esta variable nos lleva a clasificarlos de la siguiente manera:

Medios de Pago Directos

Son aquéllos en los que el importador realiza el pago de la transacción directamente al exportador.

  • Intercambio Compensado (Barter, Counterpurchase o Buy – Back).
  • Cuenta abierta.
  • Pago en efectivo o mediante cheque (personal o bancario).
  • Ventas en consignación.

Medios de Pago Indirectos

Son aquéllos en los que el pago se realiza con intervención de alguna entidad financiera.
  • Crédito documentario (carta de crédito).
  • Remesa simple o documentaria.
  • Orden de pago.
  • Transferencia bancaria.


Fuente: http://www.pymerang.com/direccion-de-negocios/estrategia-de-negocios/planeacion-estrategica/procesos-de-planeacion-estrategica/583-como-hacer-un-presupuesto-perfecto

La teoría de las ventanas rotas.

El experimento de Zimbardo

La teoría de las ventanas rotas surgió a partir de un experimento de psicología social llevado a cabo por Philip Zimbardo, en 1969. Para ello, dispondría de dos coches en perfecto estado de idéntico color, marca y modelo en dos puntos diferentes: el Bronx (barrio neoyorquino con muy pocos recursos conocido por altos índices de delincuencia, especialmente en aquella época) y Palo Alto (área rica californiana con poca delincuencia). Una vez allí les arrancaría las placas de la matrícula y dejaría las puertas abiertas, con el propósito de observar qué sucedía.

Inicialmente, el comportamiento observado en ambos varios fue diferente. El coche aparcado en el Bronx fue rápidamente desvalijado, quedando dicho coche prácticamente destrozado en pocos días. Por contra, el coche aparcado en Palo Alto permaneció incólume durante una semana.

Sin embargo, el experimento continuaba: pasado ese tiempo Zimbardo decidió atacar el vehículo y causarle algunos daños, entre ellos la ruptura de una de sus ventanas, y posteriormente se retiró a observar. A partir de ese momento, viendo indicios claros de abandono del vehículo, los vecinos de Palo Alto tuvieron el mismo comportamiento para con el coche que los del Bronx: lo saquearon y destrozaron.

Las conclusiones del experimento respaldaron la teoría de las ventanas rotas: la percepción de que algo está abandonado y de que su destino no le importa a nadie puede desencadenar comportamientos que incluso pueden contravenir las creencias de quienes las llevan a cabo, pudiendo llegar a la comisión de delitos o a la negligencia o ignorancia respecto a lo que sucede con dicho elemento.

Asimismo, no podemos dejar de ver que lo que a simple vista y un primer momento podría llevar a pensar en la existencia de la pobreza como elemento que elicita el comportamiento delictivo ha demostrado ser falso: los actos cometidos contra el coche de Palo Alto fueron los mismos y en este caso el nivel adquisitivo de quienes los cometieron era elevado. Si bien hoy en día esto es algo que extraña a muy pocas personas, en aquella época aún existía un alto nivel de clasismo en la percepción social que consideraba improbable que gentes con elevadas posiciones socioeconómicas delinquieran.

Mi perfil

Julio Carreto:
Ingeniero Civil, Maestría en Administración con especialidad en Comercialización Estratégica.
Diplomado en Mercadotecnia, Diplomado en Administración de Ventas.
Consultor Especialista en Planeación de Negocios, Planeación Estratégica y Comercialización Estratégica.
Catedrático de Maestría, Diplomado y Licenciatura

Ver todo mi perfil



Aclaración

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartirlo para fines educativos con estudiantes y docentes del tema.

Páginas vistas en total